Diclofenaco

Solución antiinflamatoria, antipirética, analgésica y antirreumática.al dolor y la inflamación.

Todo sobre el Diclofenaco

Cuando el dolor y la inflamación atacan, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) entran en escena. La elección entre uno u otro dependerá del dolor, causa y estado del paciente. De ahí que existan varias alternativas, entre ellas, el diclofenaco sódico y potásico.

Terbinafina-fdo-20
inflamacion-ibuprofeno

¿Qué es el Diclofenaco?

El diclofenaco es un AINE como el ibuprofeno o el ketoprofeno. A lo largo del tiempo, ha demostrado ser eficaz en el alivio del dolor, la inflamación y los cuadros febriles. Farmacológicamente, se comercializa como diclofenaco potásico (de absorción rápida) y diclofenaco sódico (de absorción lenta).

Reacciones adversas y efectos secundarios

La ingesta de diclofenaco podría dar lugar a ciertas reacciones adversas, como cefalea, vómitos, náuseas, vértigo, diarrea, dolor abdominal y flatulencias. Raramente, se asocia a otros efectos secundarios, como la somnolencia y la urticaria. Si notas uno o varios de estos síntomas, suspende el tratamiento y acude a emergencias:


  • Ictericia
  • Convulsiones
  • Dolor al orinar
  • Desorientación
  • Sangre en las heces
  • Trastornos de la visión
  • Palpitaciones o arritmia
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Dolor o inflamación en las extremidades
efectos-secundarios

Preguntas frecuentes

¿Qué función cumple?

El diclofenaco tiene propiedades antiinflamatorias, antipiréticas, analgésicas y antirreumáticas. Su principio activo, como el de muchos otros AINE, inhibe la síntesis de las enzimas que producen el dolor y la inflamación (prostaglandinas).


La diferencia entre el diclofenaco potásico y el sódico está en el vehículo de absorción. El diclofenaco potásico se disuelve más rápido liberando los efectos inmediatamente. La sal sódica, al ser menos soluble en agua, tarda más tiempo en dar alivio.


Las variaciones en hidrosolubilidad también cambian el lugar de absorción. El diclofenaco potásico se absorbe en el estómago alcanzando su máxima concentración sanguínea en una hora. El diclofenaco sódico se absorbe en el duodeno dos o tres horas después de la primera toma.

¿Cómo y cuando tomar Diclofenaco?

El diclofenaco se prescribe para combatir cuadros con dolor, como el posoperatorio, por ejemplo. También puede recetarse después de una lesión o trauma, e incluso ante la inflamación de las articulaciones, músculos o tendones.

Sus propiedades lo convierten en una opción para aliviar la fiebre y los síntomas de la artritis reumatoide, dismenorrea primaria, artrosis y gota.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

No se recomienda tomar diclofenaco si se sufre de enfermedades renales o hepáticas, trastornos gastrointestinales (como la úlcera gástrica), afecciones cardiovasculares graves o hipersensibilidad a los componentes de la fórmula (en especial si otros AINE han provocado ataques de asma, anafilaxis o rinitis aguda en el pasado). El diclofenaco también está contraindicado en el embarazo y durante el período de lactancia.

 
⚠️ Advertencia
Si tomas litio, diuréticos, anticoagulantes, ciclosporina u otros AINE; ¡no olvides mencionárselo a tu médico! El diclofenaco puede aumentar la concentración plasmática de varios medicamentos o provocar la aparición de reacciones adversas.

presentaciones-medicamentos_mini

Presentaciones y dosis

La posología dependerá del diclofenaco (sódico o potásico), el síntoma o afección, la edad del paciente y el formato: gotas, supositorio, comprimidos, cápsulas, ampollas inyectables o cremas. Generalmente, la dosis oral para adultos es de 50 mg cada seis u ocho horas (hasta 200 mg por día).