Terbinafina

Solución a la onicomicosis, una de las infecciones por hongos más molestas y habituales

Todo sobre la Terbinafina

La onicomicosis es una de las infecciones por hongos más molestas y habituales, en especial cuando hay casos de pie de atleta. Esta afección es causada por los dermatofitos, un tipo de hongo que altera el color y la forma de las uñas, pudiendo -en algunos casos- deformarlas o promover su fragilidad.

Para casos como estos -y ante algunas micosis de la piel- los profesionales de la salud prescriben un antimicótico conocido como terbinafina. Aunque en algunos países también se encuentra en formato tópico, se ha demostrado que suele tener más efectividad si se administra por la vía oral.

Terbinafina-fdo-20
manos-onicomicosis

¿Qué es la terbinafina?

La terbinafina es un medicamento antimicótico que ha sido diseñado para impedir la proliferación y desarrollo de los hongos ante infecciones que afectan ciertas zonas, como las uñas y la piel.

Si bien su uso es popular en casos de onicomicosis, también ha demostrado su efectividad en el pie de atleta y la tiña corporal, inguinal o del cuero cabelludo.

Reacciones adversas y efectos secundarios

Dentro de los efectos secundarios y las reacciones adversas más comunes que se han asociado con el consumo de terbinafina, se encuentran:

  • Diarrea
  • Mialgia
  • Picazón
  • Náuseas
  • Artralgia
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida del apetito
  • Reacciones cutáneas leves
  • Malestar o dolor estomacal


Comúnmente, estos síntomas desaparecen en unos días. Si los síntomas persisten, son intensos o están acompañados por otros -como vómitos, cansancio extremo, ictericia en los ojos o en la piel, dificultad para respirar, problemas para tragar, descamación de la piel, aftas en la boca, dolor de pecho, fiebre, escalofríos o ritmo cardíaco irregular- suspende el tratamiento y acude al médico de inmediato.

Preguntas frecuentes

¿Qué función cumple?

La fórmula de terbinafina es similar a la naftidina y está diseñada para interferir en la biosíntesis del esterol, deteniendo así el crecimiento del hongo y debilitándolo hasta causar su desaparición.

El tratamiento también aumenta la concentración intracelular de escualeno, haciendo que el efecto antimicótico sea más elevado.


Cuando se ingiere un comprimido de terbinafina por la vía oral, el compuesto se difunde rápidamente hacia las zonas afectadas. Durante los estudios, la terbinafina ha demostrado tener el poder de concentrarse en las células ricas en grasa -que suelen ser las que presentan los síntomas de la enfermedad- como las uñas, los folículos pilosos, la piel y el cuero cabelludo.

¿Cómo y cuando tomar terbinafina?

Cada comprimido de terbinafina se debe tomar con un vaso de agua. Es importante que el paciente trague el comprimido entero sin masticarlo o disolverlo.

Por lo general, el tratamiento suele durar unas seis semanas, pero, en casos más graves, podría extenderse hasta por doce semanas.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

Las personas que hayan sido diagnosticadas con alergias o hipersensibilidad a la terbinafina -o a cualquiera de los demás componentes de la fórmula- deben abstenerse de iniciar este tratamiento.

La terbinafina también está contraindicada en pacientes con problemas o disfunción hepática o renal activa o en remisión, psoriasis, VIH o SIDA.


Si te prescriben terbinafina, es importante que le informes a tu médico tratante sobre todos los fármacos que consumas, especialmente si son antidepresivos tricíclicos, bloqueadores de serotonina o medicamentos antiarrítmicos. Lo mismo ocurre si estás embarazada o en período de lactancia.

presentaciones-medicamentos_mini

Presentaciones y dosis

La posología y duración del tratamiento con terbinafina dependerá del grado de infección del hongo y del tipo de afección que presente el paciente.


Generalmente, se basa en la ingesta de un comprimido una vez al día por 2-6 semanas, pero en ningún caso se deben sobrepasar las 12 semanas de tratamiento. Este medicamento puede tomarse con un vaso de agua, ya sea antes o después de comer.


La terbinafina viene en una presentación única de comprimidos de 250 mg, aunque también puede encontrarse en formato tópico -crema, aerosol o gel- en algunos países.