Vitamina D

Qué es, función, contraindicaciones y efectos secundarios

COMPRA AQUÍ

Todo sobre la vitamina D

La "vitamina solar", formalmente vitamina D, es esencial para mantenerte sano y fuerte. De hecho, ayuda a controlar o reducir la aparición de varias enfermedades y sus síntomas, como la osteoporosis y la diabetes.


Aunque el cuerpo la produce de forma natural tras la exposición al sol, hay factores que podrían interrumpir el proceso, como el smog, la disminución del brillo solar en invierno y la producción de melanina.


Como pocos alimentos contienen vitamina D, hay suplementos farmacológicos que pueden ayudarte a recuperar el nivel requerido. ¡Descubre cómo funcionan!

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D entra dentro de la categoría de vitaminas liposolubles, lo que quiere decir que tu cuerpo puede guardar su propia reserva. Normalmente, el organismo la produce después de la exposición al sol.


Hay muy pocos alimentos ricos en vitamina D, entre ellos, el salmón, la leche, los huevos y el atún. De ahí que su absorción sea tan reducida.

Reacciones adversas y efectos secundarios

Normalmente, no hay reacciones adversas o efectos secundarios relacionados con la toma de vitamina D. El principal riesgo es la sobredosis, que en grupos específicos (como niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia) puede provocar:


➡️ Náuseas

➡️ Vómitos

➡️ Dolor al orinar

➡️ Deshidratación

➡️ Cálculos renales

➡️ Pérdida del apetito

➡️ Arritmia o taquicardia

➡️ Desorientación o confusión

➡️ Pérdida de peso inexplicable

➡️ Sensación de fatiga y debilidad

➡️ Recuerda. Si presentas uno o más de estos síntomas, suspende la vitamina y acude a tu médico de confianza.

¿Qué función cumple?

Cuando hay bajos niveles de vitamina D en el cuerpo, los médicos recetan multivitamínicos o fármacos combinados (por ejemplo, calcio + magnesio + vitamina D) para poder incrementar las reservas del organismo. Por ende, su función es recuperar las reservas.


⚠️ Recuerda
El déficit de vitamina D está asociado con osteoporosis, raquitismo infantil, hipocalcemia y osteomalacia; además de enfermedades crónicas como la artritis y afecciones cardiovasculares.

¿Cuando y Cómo usar Vitamina D?

La vitamina D no reemplaza las comidas ni actúa de inmediato. Lo ideal es tomarla tal como lo indique el especialista, sin dejar de lado la mantención de una dieta equilibrada y variada.


Solo el médico puede decirte qué cantidad de vitamina D es segura para tu estado de salud y edad. El exceso de vitamina D podría ser contraproducente.


¿Cuáles son sus contraindicaciones?

La vitamina D es bastante segura, al menos en las dosis recomendadas. Sin embargo, hay ciertos casos que requieren de vigilancia médica. Coméntale a tu especialista si sufres de alguna enfermedad renal crónica, tienes cálculos en los riñones o tomas:


✅ Laxantes

✅ Diuréticos

✅ Anticonvulsivos

✅ Reductores de colesterol

✅ Fármacos para la psoriasis

Presentaciones y dosis

La posología de la vitamina D dependerá mucho de la presentación, la edad y la causa de la prescripción. Generalmente, viene acompañada de otras vitaminas y minerales, ya sea como multivitamínico o combinación suplementaria (por ejemplo, calcio + vitamina D). En cuanto al formato, los más comunes son las gotas, cápsulas y comprimidos.


Para tomarla adecuadamente, basta con seguir las indicaciones de la empresa farmacéutica o de un especialista de la salud sin sobrepasar la cantidad recomendada diaria:


➡️ Niños menores a 1 año: 400 UI

➡️ Personas de la tercera edad: 800 UI

➡️ Niños y adultos (de 1 a 70 años): 600 UI

➡️ Advertencia. En ningún caso se debe consumir más de 3000-4000 UI de vitamina D al día.