Melatonina

Solución para conciliar el sueño con facilidad

Todo sobre la Melatonina

El acelerado ritmo de vida del mundo actual ha impactado negativamente en la calidad del descanso. La tasa de diagnósticos de problemas de sueño -como el insomnio, la apnea o el descontrol del ritmo circadiano- ha subido como la espuma, afectando el proceso natural de la reparación del cuerpo.


Afortunadamente, hay fármacos que pueden ayudar a conciliar el sueño con facilidad, regulando el reloj del organismo para evitar problemas asociados con la falta de descanso (fatiga, irritabilidad, depresión, sobrepeso, entre otros). Es por ello que hoy hablaremos de la melatonina.

Terbinafina-fdo-20
insomnio

¿Qué es la Melatonina?

La melatonina es un fármaco cronobiótico que regula el estado de sueño-vigilia (es decir, el ritmo circadiano). En este caso, estamos ante un suplemento que contiene una hormona que produce el cuerpo de forma natural.

Un nivel bajo de melatonina puede deberse a distintas causas, como problemas en las glándulas secretoras (la glándula pineal o el hipotálamo), la falta de exposición a la luz solar, el hipotiroidismo, el síndrome de jet-lag, etc. 

Al ser una hormona suplementaria, no tiene un efecto hipnótico como el de otros fármacos recetados para los problemas de sueño y esto es algo que los usuarios agradecen.

Reacciones adversas y efectos secundarios

Hasta ahora, los estudios no revelan reacciones adversas o efectos secundarios relacionados con el consumo de melatonina, ni siquiera cuando se trata de una dosis alta.


⚠️ Nota importante
Varios pacientes tratados con melatonina afirman que, al despertar, recuerdan sus sueños con atención al detalle (sueños vívidos). Este efecto es pasajero, no representa un peligro para la salud y debería desaparecer después de 15 o 30 días de tratamiento.

sueño-vivido

Preguntas frecuentes

¿Qué función cumple?

La melatonina se receta para complementar la falta de producción natural de la hormona. Al entrar en el organismo, regula el estado de sueño-vigilia, haciendo que el paciente pueda dormir a una hora apropiada por 6-9 horas sin interrupciones.


Los suplementos que contienen melatonina liberan esta hormona paulatinamente para activar los receptores MT1, MT2 y MT3. Esto facilita la conciliación del sueño y promueve un descanso reparador.

¿Cómo y cuando tomar Melatonina?

La melatonina suele recetarse para restaurar el funcionamiento cíclico normal del reloj biológico (ritmo circadiano o estado de sueño-vigilia). Como es un suplemento, no crea dependencia, somnolencia excesiva, fatiga o problemas de concentración.


Según los últimos estudios, el 80 % de los trastornos del sueño pueden tratarse con melatonina, en especial si la causa es un déficit de producción de la hormona, como es el caso del jet-lag, la exposición a estados de alerta prolongados (trabajos nocturnos), entre otras situaciones similares.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

Los pacientes que hayan demostrado una hipersensibilidad a la melatonina o alergias a cualquiera de los componentes de la fórmula no deben consumir este medicamento. Tampoco se recomienda en el embarazo o durante el período de lactancia.


Dentro de otras contraindicaciones encontramos: pacientes diagnosticados con insuficiencia renal o enfermedades autoinmunes (VIH/SIDA, lupus, vasculitis, etc.), niños menores a los 18 años de edad o personas tratadas con fluvoxamina, estrógenos o zopiclona.

En estos últimos casos, la melatonina podría potenciar los efectos de otros medicamentos o influir de manera negativa en la concentración plasmática del organismo. 

⚠️ Nota importante.
Si tu médico de cabecera te prescribe melatonina, no olvides mencionarle los medicamentos y suplementos naturales o vitamínicos que tomas actualmente, así como cualquier enfermedad que te hayan diagnosticado en el pasado.

presentaciones-medicamentos_mini

Presentaciones y dosis

La melatonina se comercializa en forma de cápsulas, grageas o comprimidos orales con concentraciones promedio de 2-3 mg por unidad.

La dosificación y horario dependerá del cronotipo del paciente (matutino, intermedio o vespertino).

Por lo general, basta con una toma de 3-10 mg diarios para regular el ritmo circadiano.