¡LA HOMEOPATÍA FUNCIONA! - Guía Homeopática de FARMEX

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es un sistema de medicina natural que fue introducido por el médico alemán Samuel Hahnemann a finales del siglo XVIII. 

Se trata de entender que la mente, el cuerpo y el espíritu de la persona se ven afectados en su conjunto cuando esta sufre una enfermedad. 

Lo importante no es la parte enferma o la enfermedad sino el individuo en su totalidad. Los medicamentos homeopáticos estimulan los mecanismos de autorregulación del cuerpo para que se inicie el proceso de curación.

 

¿Prefieres escuchar esta página?

 

Medicamentos Homeopáticos

Calmvalera Hevert x 50 Comprimidos Bucodispersables
Calmvalera Hevert x 50 Comprimidos

Calmvalera, producto de Homeopatía Compuesta o Regulación Biológica está especialmente indicado para el manejo de los estados ansiosos a los moderados, episodios de excitación o irritabilidad, estabilización del ánimo y también para quienes padecen de desórdenes del sueño.

Digesto Hevert Solucion x 50 ml.
Digesto Hevert Soluciòn x 50 ml

Digesto, producto de Homeopatía Compuesta o Regulación Biológica, permite contrarrestar los síntomas de una mala digestión, regulando las principales funciones del sistema digestivo y mejorando así la calidad de vida de las personas.

Pulmo Hevert x 40 Tabletas de Disolución Bucal
Pulmo Hevert x 40 Tabletas de Disolución Bucal

Pulmo Hevert, producto de Homeopatía Compuesta o Regulación Biológica, te ayudará a despejar tus bronquios, aliviando las molestias de tu garganta, sin efectos secundarios.

Sinasal Hevert x 40 Tabletas de Disolución Bucal
Sinasal Hevert x 40 Tabletas de Disolución Bucal

Sinasal Hevert, producto de Homeopatía Compuesta o Regulación Biológica, es un efectivo medicamento homeopático que reduce los síntomas de la congestión de las vías respiratorias, las secreciones nasales, la inflamación de los bronquios y la malestar general, la reducción de la producción y la reducción de la presión senos para nasales.

 

Una visión más objetiva de la homeopatía

Teniendo más en cuenta la cuestión objetiva, la homeopatía es un método terapéutico que previene, alivia o cura enfermedades utilizando medicamentos naturales. 

Las enfermedades que cura la homeopatía engloban las patologías agudas, crónicas e incluso los cuidados paliativos. 

Normalmente, los tratamientos de homeopatía se usan para tratar enfermedades como gripe, diarrea, migrañas, alergias, ansiedad, infecciones de oído o los efectos secundarios de tratamientos agresivos como la quimioterapia.


¿Para qué sirve la homeopatía?

La homeopatía se utiliza para tratar o prevenir distintos tipos de enfermedades como resfriados, migrañas, dolor de garganta, asma o artritis, entre otras. 

Este sistema quiere dar un enfoque natural al tratamiento de las diferentes patologías, dejando a un lado la medicina alópata o tradicional. 

Los medicamentos naturales que son utilizados en los tratamientos de homeopatía pueden ser consumidos por lactantes, embarazadas e incluso por niños o bebés. No interfieren con otros medicamentos que pueda estar tomando el individuo y no producen efectos secundarios en el organismo.


Inicios de la Homeopatia

Las raíces de esta medicina alternativa emergen de las enseñanzas, escritos y hallazgos de quien inventó la homeopatía: el doctor Samuel Hahnemann. 

Las prácticas médicas que se llevaban a cabo a finales del siglo XVIII y en las que en ocasiones se utilizaban sustancias químicas tóxicas, llevaron a Hahnemann a comenzar sus propios experimentos homeopáticos tras graduarse en la escuela de medicina en el año 1779. 

El doctor alemán fue un gran conocedor de la química, llegando a trabajar de ello a la vez que traducía textos médicos. No obstante, el verdadero descubrimiento de Samuel Hahnemann se llevó a cabo cuando probó en su propio cuerpo la corteza de un árbol procedente de Sudamérica y que se utilizaba para curar enfermedades que ocasionaban síntomas parecidos a la malaria. 

Tras realizar la prueba experimentó un cuadro de fiebre llegando a la conclusión de que la misma sustancia que puede provocar un determinado síntoma, también puede curarlo.


Historia de la Homeopatia

A finales del siglo XIX se funda en Estados Unidos la primera escuela de medicina homeopática, siendo reconocidos varios de sus métodos con los que se trataban epidemias de la época como el cólera, la fiebre amarilla o la fiebre escarlata. 

Dr. Samuel Hahnemann

En el siglo XX el interés por la homeopatía se extendió por otros continentes como Europa y Asia, pudiendo encontrar en la actualidad farmacias que proporcionan a sus clientes un amplio catálogo de medicamentos homeopáticos.


Las disoluciones en homeopatía

Las Tinturas Madre o materias primas con las que se hacen los medicamentos homeopáticos son soluciones hidroalcohólicas de sustancias minerales, animales o vegetales que se han de diluir para disminuir su poder tóxico. 

Este procedimiento se lleva a cabo desde que el creador de la homeopatía, Samuel Hahnemann, anunciara la Ley de la Similitud. 

Las disoluciones se agitan enérgicamente para que se configuren las moléculas de agua y el principio activo que se ha introducido en la solución.


Enfermedades que cura o trata la homeopatía

Los medicamentos naturales se pueden usar para el tratamiento de enfermedades agudas como la gastroenteritis o la gripe o para las enfermedades crónicas como la artritis reumatoide o el asma. En muchos casos el tratamiento es curativo y en otros es paliativo si se trata de enfermedades irreversibles. 

Utilizando la medicina alternativa se pueden tratar los problemas relacionados con las infecciones de oído, la rinitis, sinusitis, faringitis o los que tienen que ver con los pulmones como la bronquitis y el asma. 

Una gran parte de los individuos sufre problemas digestivos a diario con los que se puede probar la eficacia de la homeopatía, es el caso de la acidez, las malas digestiones, las flatulencias, la diarrea o el estreñimiento.


La medicina alternativa para tratar todo tipo de enfermedades

Se pueden encontrar fácilmente en el mercado productos farmacéuticos que ayudan a solucionar los problemas cardiovasculares o los dolores musculares relacionados con diferentes partes del cuerpo como los hombros, el cuello, las muñecas, las rodillas o la espalda. 

Del mismo modo, pueden tratarse los trastornos urológicos como las infecciones urinarias recurrentes y el prostatismo, así como los dolores relacionados con el periodo menstrual o la menopausia. 

Los individuos que tengan enfermedades relacionadas con la piel podrán tratar la urticaria, el acné, el herpes o los distintos tipos de verrugas.


Efectos percibidos de la homeopatía

Se tiene constancia de que la homeopatía ayuda a solucionar problemas dermatológicos, neurológicos e incluso los relacionados con los trastornos conductuales y psiquiátricos como la ansiedad, la depresión o el estrés. 

Actualmente pueden encontrarse en el mercado productos muy populares y premiados por muchos farmacéuticos como es el caso de Calmvalera, un medicamento homeopático que es perfecto para los estados de ansiedad moderados, la estabilización del ánimo y los trastornos del sueño. 

Los sedantes homeopáticos contienen sustancias que están seleccionadas de una forma muy cuidadosa para conseguir abarcar todos los síntomas que sufren las personas ansiosas. 

Esta alternativa natural también se suele utilizar frecuentemente para los cuidados paliativos, llegando a crear un gran bienestar en el paciente y contrarrestando los efectos secundarios de otros tratamientos agresivos.


¿Por qué los pacientes eligen la homeopatía?

La homeopatía es cada vez mas escogida por los individuos porque los remedios no conllevan efectos secundarios y porque son fáciles de administrar, ya sean en soluciones liquidas, cremas o píldoras. 

Ademas, el hecho de que la Organización Mundial de la Salud apoye la práctica e investigación de las terapias homeopáticas y anime a construir programas de estudios para introducir la homeopatía en los servicios de salud pública, ha demostrado la importancia de este tipo de terapias.