Ketorolaco

Alivia del dolor moderado o intenso temporal o posoperatorio

Todo sobre el Ketorolaco

Cuando el dolor es un problema, los especialistas suelen recetar fármacos antiinflamatorios no esteroideos con efectos analgésicos moderados, como el ibuprofeno y el ketorolaco. Estos medicamentos orales tienen un mecanismo de absorción rápida que genera alivio poco tiempo después de la primera toma.


¿No sabes cómo funciona el ketorolaco y qué efectos secundarios tiene? Descubre todo sobre este medicamento con nosotros.

Terbinafina-fdo-20
articulaciones_1024x1024

¿Qué es el Ketorolaco?

El ketorolaco es un fármaco recetado para el alivio del dolor moderado o intenso temporal o posoperatorio. En sí, es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que ofrece también efectos analgésicos y antipiréticos, por lo que podría compararse con otros AINES, como el ibuprofeno.

Reacciones adversas y efectos secundarios

El ketorolaco puede provocar ciertos efectos secundarios frecuentes, como cefaleas, mareos, diarrea o estreñimiento, llagas bucales, somnolencia y sudoración excesiva; pero la mayoría de estos efectos desaparecen en un par de días.


Si notas una o más de las siguientes reacciones adversas, suspende el medicamento y llama a tu médico tratante o acude al centro de emergencia más cercano:


  • Fiebre
  • Ampollas
  • Dolor al orinar
  • Fatiga excesiva
  • Pérdida del apetito
  • Retención de líquidos
  • Dificultad para respirar
  • Sangrado nasal inusual
  • Cuadro similar a la gripe
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Moretones sin explicación
  • Heces negras o con sangre
  • Dolor en el abdomen superior
Rheuma-Schmerzpunkte

Preguntas frecuentes

¿Qué función cumple?

La composición del ketorolaco inhibe una enzima clave en casos de inflamación y dolor (ciclooxigenasa), impidiendo, por ende, la síntesis de las prostaglandinas. Al hacerlo, bloquea el origen del dolor y reduce la inflamación de los tejidos.


Como forma parte de la familia del ácido acético, tiene también efectos antipiréticos comprobados, por lo que podría ayudar en caso de estados febriles.

¿Cómo y cuando tomar Ketorolaco?

El ketorolaco suele indicarse para aliviar el dolor moderado o intenso después de un traumatismo o de una intervención quirúrgica. También se receta para reducir dolores crónicos de alto impacto, como los de un cólico nefrítico.


Sin embargo, en la mayoría de los casos, se usa como un tratamiento de choque o de corto plazo. Dependiendo de la presentación, podría prescribirse en otros casos, como:


  • Conjuntivitis alérgica estacional
  • Posoperatorio ocular (cataratas, cirugía refractaria, etc.)
  • Después de una intervención dental (extracciones molares, endodoncias y periodoncias)
¿Cuáles son sus contraindicaciones?

El ketorolaco no se recomienda como tratamiento pediátrico o neonatal. Generalmente, se desaconseja su uso en personas menores de 18 años, a menos que el especialista considere que sus efectos antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos son más altos que las posibles reacciones adversas.


Este medicamento está contraindicado en lactantes y mujeres embarazadas o que sospechen estarlo, ya que las pruebas demuestran que podría causar daños irreversibles en el feto o en el bebé lactante.


Quienes hayan tenido reacciones alérgicas al ketorolaco, al ácido acetilsalicílico o a otros AINES deben alejarse de este medicamento. Su uso tampoco se recomienda en los siguientes casos:


  • Asma
  • Úlcera péptica
  • Deshidratación
  • Broncoespasmos
  • Derrame cerebral
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia cardíaca grave
  • Trastornos de la coagulación
  • Antecedentes de perforación gastrointestinal
  • Pacientes que tomen heparina y otros anticoagulantes
  • Cuadros preoperatorios o durante una intervención quirúrgica (por peligro de hemorragia)


⚠️ Advertencia.
El tratamiento de ketorolaco en personas mayores de 65 años debe tener un seguimiento médico estricto, ya que podría generar reacciones adversas peligrosas o indeseadas. Se recomienda revisar constantemente el tiempo de coagulación, así como la función renal y hepática del paciente.

presentaciones-medicamentos_mini

Presentaciones y dosis

El ketorolaco viene en varias presentaciones: gotas oftalmológicas, ampollas intramusculares y comprimidos orales; y se comercializa bajo muchos nombres: Burten, Syndol, Dolgenal, Acular, Ketanor, entre otros.


La posología cambiará según la presentación recetada. La dosificación oral suele mantenerse en un comprimido cada 4-6 horas por 5 días o menos, cuidando de no excederse nunca de la dosis máxima recomendada, que es de 40 mg al día.