Alexia® Forte 180 mg. x 30 Comprimidos

Alexia® Forte 180 mg. x 30 Comprimidos

$19.990
Añadir a mi Lista de Deseos

Alexia 180 mg. x 30 Com.

Antihistamínico. ·

TODO SOBRE Alexia
Alexia es un medicamento antihistamínico cuyo componente principal es la Fexofenadina, el cual se comercializa básicamente en dos presentaciones: como suspensión (líquido) y en envases de tabletas o comprimidos de 120 o 180 miligramos. 

¿Qué es y cómo usar Alexia?


Como medicamento de la familia de los antihistamínicos, funciona bloqueando los efectos de la histamina, la sustancia que genera los síntomas de las alergias. La regla general es tomarlo una o dos veces por día, acompañado con agua. 

Junto a la frecuencia indicada, es recomendable tomarlo en el mismo horario cada día. Si bien se puede tomar con jugos de frutas como toronjas (o pomelos), naranjas o manzana, la fexofenadina funciona mejor si se toma con agua. 

La fexofenadina controla efectivamente los síntomas de la urticaria y la rinitis alérgica estacional, aunque no provee una cura definitiva. No obstante, es importante seguir las instrucciones del medicamento con exactitud y continuar con él así haya desaparecido la sintomatología. 

¿Qué función cumple Alexia?


La función central de la fexofenadina es aliviar la sintomatología de la rinitis alérgica estacional, conocida también como fiebre del heno. Los síntomas que alivia incluyen los estornudos, secreción nasal, ojos acuosos o con picazón, enrojecimiento y picazón en la garganta, paladar o nariz en adultos y niños a partir de 2 años de edad. 

También es efectivo para aliviar manifestaciones de la urticaria como el enrojecimiento, sarpullido y picazón en la piel, así como las molestias producidas por erupciones cutáneas, tanto en adultos como en niños a partir de 6 meses de edad.

La efectividad del medicamento ha sido corroborada por diversos estudios, que han demostrado que no genera actividad antagonista alfa-1-adrenérgica y que carece de efectos anticolinérgicos. 

¿Cómo y cuando tomar fexofenadina?


El medicamento está indicado cuando sea necesario aliviar los síntomas de la rinitis alérgica estacional, tanto en adultos como en niños mayores de 12 años.

Vía administración oral, la dosis recomendada de fexofenadina para la población indicada es de 120 mg, una vez al día. De ser necesario, se puede aumentar a 180 mg, una vez al día. 

Cabe destacar, que la seguridad y efectividad de la fexofenadina no han sido verificadas en individuos menores de 12 años. Asimismo, no es necesario ajustar las dosis cuando se trata de pacientes con trastornos hepáticos o de edad avanzada. 

Cuando llega el momento de administrar el medicamento, es importante considerar que su absorción puede disminuir si se ingiere simultáneamente un antiácido que contenga magnesio o aluminio. 

Cuáles son sus contraindicaciones


Está contraindicado en pacientes que sean hipersensibles a cualquiera de los componentes del medicamento. En el caso de los pacientes con daño renal, la recomendación es ajustar la dosis.

No debe emplearse en niños menores de 12 años. No obstante, cuando se trata de usos pediátricos en pacientes entre 6 meses y 11 años, la dosis se obtiene por comparación farmacocinética entre pacientes pediátricos y adultos. 

La fexofenadina no tiene efectos considerables sobre el sistema nervioso central, por lo que los pacientes podrán realizar tareas que requieren concentración sin inconvenientes, como por ejemplo conducir coches. 

Durante el embarazo y el período de lactancia debe usarse con precaución. 

Reacciones adversas y efectos secundarios


Entre las reacciones adversas frecuentemente reportadas, con una incidencia entre el 1% y el 10%, se encuentran la cefalea, dismenorrea, tos, dorsolumbagia, fiebre, infección faríngea, vómitos, mareos, diarrea, otitis, somnolencia, dispepsia, dolor de extremidades rinorrea y fatiga. 

Otros efectos secundarios que puede provocar la fexofenadina son el sarpullido, urticaria, ronquera, dificultad para respirar o tragar, así como inflamación del rostro, labios, lengua, garganta, ojos y pies. En estos casos, la recomendación es comunicarse con su doctor.

Saludos cordiales,