Xarelto® 10 mg. x 10 Comprimidos Recubiertos (ENVÍO GRATIS A TODO CHILE)

Xarelto® 10 mg. x 10 Comprimidos Recubiertos (ENVÍO GRATIS A TODO CHILE)

$41.990
Añadir a mi Lista de Deseos

Guía sobre Xarelto. Qué es, función, contraindicaciones y efectos secundarios

¿Qué es Xarelto?


Xarelto o rivaroxabán es un medicamento elaborado por Bayer para evitar la formación de coágulos en la sangre. Su principio activo actúa como un inhibidor que previene el tromboembolismo venoso, ya sea impidiendo que se formen coágulos en el torrente sanguíneo o que los que ya se han formado aumenten su tamaño, elevando su nivel de peligrosidad para el paciente.


¿Qué función cumple el rivaroxabán?


El rivaroxabán previene que el cuerpo utilice las proteínas para la formación de trombos y trombina. En otras palabras, este medicamento tiene un efecto selectivo que, a pesar de no inhibir el factor II dependiente de vitamina K, sí detiene el proceso de coagulación de la sangre.


Este comprimido es recetado para la prevención y tratamiento de patologías, como la TVP -trombosis venosa profunda- y embolia pulmonar. Su uso también es beneficioso ante trastornos del ritmo cardíaco, después de cirugías o en tratamientos para pacientes con fibrilación auricular; ya que reduce el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.


El rivaroxabán, en ningún caso, disuelve los coágulos que se han formado en el torrente sanguíneo porque no tiene un efecto diluyente, sino preventivo. Sin embargo, puede evitar que los coágulos preexistentes empeoren causando más estragos en el sistema cardiovascular o pulmonar.


El rivaroxabán también se puede recetar para:


  • Evitar apoplejías en pacientes con fibrilación atrial.
  • Prevenir la embolia sistémica o ictus en pacientes que presenten fibrilación auricular con dos o más factores de riesgo.
  • Disminuir el riesgo de tromboembolismo venoso en personas que se hayan sometido recientemente a cirugías de reemplazo de rodilla o cadera.
  • Reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en personas que tengan una circulación deficiente producto de un estrechamiento en los vasos sanguíneos. (Posiblemente se recete en compañía de otro anticoagulante, como el ácido acetilsalicílico o aspirina)

¿Cómo y cuando tomar Xarelto?


El rivaroxabán es un medicamento que debe administrarse bajo estricta vigilancia médica. El doctor tratante establecerá las dosis y su frecuencia dependiendo de la patología que presente el paciente, su peso, edad, funcionamiento renal y otros factores de riesgo; como la hipertensión, diabetes u obesidad.


También tomará en consideración el régimen de medicamentos de consumo diario, incluso los de receta libre. Y es que los efectos del rivaroxabán pueden verse afectados por el uso de otros fármacos, en especial AINES como el ibuprofeno, ketoprofeno o naproxeno; laxantes; antigripales o antiácidos.


Si tu médico te ha prescrito rivaroxabán, es importante que:


  • Evites el consumo de alcohol durante el tratamiento.
  • Tomes la dosis diaria siguiendo las indicaciones y, preferiblemente, a la misma hora.
  • Acompañes cada toma con comida para facilitar el proceso de absorción del medicamento.
  • No olvides ninguna dosis. En caso de que esto suceda, toma el comprimido enseguida. (A menos que la hora de tu próxima dosis esté muy cerca)

Si tienes dudas sobre cómo usar este medicamento, comunícate con tu médico tratante.


Cuáles son sus contraindicaciones


El rivaroxabán está contraindicado en algunos casos, como:


  • Insuficiencia hepática o renal.
  • Consumo de antirretrovirales, como el ritonavir.
  • Embarazo y/o cuando la madre está en período de lactancia.
  • Hipersensibilidad al rivaroxabán o a cualquiera de los excipientes de la fórmula.
  • Si se modifica el tratamiento para incluir otro anticoagulante, como la heparina, warfarina, apixaban, etc.
  • Ante hemorragias, sangrados, lesiones o caídas. Esto incluye úlceras gastrointestinales, traumatismos, cirugías, várices esofágicas o aneurismas.

Reacciones adversas y efectos secundarios


Como todo medicamento, el uso de rivaroxabán podría provocar algunos efectos secundarios, como mareos, diarrea, vómitos, náuseas, hipotensión, estreñimiento, distensión abdominal, dispepsia, gastritis, ardor estomacal o indigestión. La mayoría de estos efectos no se dan de forma frecuente y, de hacerlo, duran apenas un par de días.


Si presentas dos o más de ellos, ¡llama a tu médico! También deberás consultar con un profesional de la salud o acudir a emergencias si notas:


  • Hemorragias nasales.
  • Dolores de cabeza intensos o continuos.
  • Hematomas o rojeces en las extremidades.
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho.
  • Sangrado vaginal inusual o heridas que no paran de sangrar.

Si toces con sangre o presentas sangre en la orina, heces, vómito o encías, dirígete a la sala de urgencias de inmediato.


Presentaciones y dosis


El rivaroxabán viene en forma de comprimidos recubiertos con una película y excipientes, como lactosa monohidrato. Este medicamento está disponible en distintas presentaciones de 2,5 mg, 10 mg, 15 mg y 20 mg; y se ingiere por vía oral, entero o triturado.


La frecuencia de la toma suele ser diaria, de 1-2 veces al día dependiendo de la patología. Para más información, consulta con tu farmacia de confianza o médico tratante.